HAS VUELTO…TEMPLARIO

HAS VUELTO…TEMPLARIO 1

Templario y Caballero, guerrero, soldado de Dios, historia siempre por descubrir, espíritu inquieto, mensajero de Luz, Justicia y de Paz. Defensor y protector de la Fe Verdadera. Obrero y constructor del Reino de Dios en la Tierra. Amado y odiado en el tiempo. Santificado y engañado. Perdonado y condenado a negar hasta tu propia existencia. Ídolo y héroe de una jauría de payasos y bravucones emulando tus hazañas. El predilecto. El elegido de soñadores y buscavidas disfrazados con tu ropaje sagrado. El detonante que dispara la venta de libros de los buenamente aprovechados. El paladín de historiadores disfrazando la historia. El misterio. La curiosidad. El debate. La esperanza en tiempos revueltos.

La Libertad, el Valor y la Lealtad hasta las últimas consecuencias, en un presente donde se le da más valor al engaño y a la traición, epicentro de una sociedad denigrante, corrompida y sin escrúpulos.

Templario… has vuelto y no se han enterado que has llegado. Diles al mundo que pagaste con tu vida el engaño al que fuiste sometido, diles que nunca fuiste católico, ni profesaste religión alguna, solo la de tu Dios Único y Verdadero, Creador de todos los seres y todas las cosas de este mundo. Diles, que tu fe en El alimenta tu corazón que reclama justicia.

Cuéntales de tus obras en apenas dos siglos de vida, y que aún perduran hoy en día.

Pregúntales a tus enemigos, que se enteren que has vuelto, como van a borrar tu palabra, si en más de cinco siglos no pudieron hacerlo, a pesar de haber instaurado el miedo y el terror a través de la Santa Inquisición, en la masacre más grande de la humanidad que jamás se haya conocido.

¿Quiénes eran los soldados y/o cruzados que defendían y protegían a los verdugos de la Santa Inquisición?

¿Por qué a la Orden del Temple se la condena y a la Orden de los Hospitalarios, hoy disfrazados como Orden de Malta, se les premia?

¿Por qué hoy en día la Iglesia de Roma que te consagró como monje sigue manteniendo tu condena a perpetuidad injustamente, cuando conocen perfectamente que todos los hechos, los juicios celebrados, los testigos, absolutamente todo era falso?

¿Es legal esta sentencia a la Orden del Temple en la actualidad?

Templario y Caballero… no, no es legal ni justo que pesa condena alguna sobre tu conciencia. No existe ni existirá nunca en este mundo, organismo, institución, gobierno y/o entidad establecida que pueda ni tenga el poder de condenar a un ser humano a perpetuidad.

Ha llegado el momento de quitarse las máscaras. Tu espada Templaría, tu venera y tu manto blanco con la Cruz paté, no pueden seguir por más tiempo guardados en el armario. La hermandad, la unión del Temple es la unión del Todo, que es la unión con Dios Nuestro Señor. Llegarán cruzadas, grandes cruzadas que harán de este mundo un solo Corazón, una sola Fe, donde todos los seres humanos sean iguales ante los ojos de Dios y de los hombres. Un mundo de Justicia y de Paz.

Hermano…el mundo es tu campo de batalla, y has vuelto. Lucha en la batalla de Dios con tu Fe, tu Palabra y tu Amor por hacer un mundo mejor, para mayor Gloria de Nuestro Señor.

Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros sino a Tu nombre sea dada la Gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *