AMANECER TEMPLARIO

Amanecer Templario

AMANECER TEMPLARIO

Templario y Caballero… contempla el amanecer tan esperado, deseado y el que tantas veces le has rogado en tus oraciones a Nuestro Señor para que te concediera vida para poder ver. Amanecer dorado como el Sol, imponente y majestuoso, dando Vida a la vida.

La semilla sembrada bajo el Templo de Salomón y la sangre derramada de nuestros hermanos ancestros, despierta vigorosa, imparable, llena de fe y esperanza, esparciendo sus raíces por el mundo entero, amamantada con la fuerza y el amor de la tierra madre, para ofrecer sus frutos a la nueva Humanidad que poco a poco va despertando de su letargo de hace siglos.

Templario… no esperes nada de la Iglesia de Roma que fue levantada sobre las ruinas de un cementerio pagano y cuyo fundador fue crucificado en el mismo lugar y boca-abajo en señal del anticristo, pues traicionó la Palabra Verdadera de Nuestro Señor y repudio a Nuestra Señora.

No esperes nada de una Iglesia que hace negocios, traiciona, miente, engaña y mortifica el alma de generaciones enteras.

No esperes nada de quien ha masacrado, perseguido, torturado y quemado a tus hermanos Templarios tan solo por defender y comulgar con las Enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo, semilla Divina del Cristianismo.

No esperes nada de la Iglesia de Roma que te expulsa de sus templos prohibiendote ser investido Caballero Templario y poder contemplar el rostro de Dios frente al tuyo.

Caballero y Templario… el verdadero templo está en tu corazón. En el se encuentra todas tus luchas y victorias, tu debilidad y tu fuerza, tus dudas y tus certezas. En tu corazón y sólo en él, tienes el medio para vencer en todas tus batallas. La fe arraigada en tu corazón te hará salir victorioso siempre, para vivir este amanecer de Paz y de Justicia que inunde a todos los hombres, con la luz de la Cruz paté y el brillo de tu espada. Y el mundo será Uno en la Fe y en el Amor, para mayor Gloria de Nuestro Señor.

+++Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros, sino a Tu nombre sea dada la Gloria.+++

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *