LA ORACIÓN TEMPLARIA

Oracion Templaria

La Oración Templaria

Non nobis Domine, non nobis Domine, sed nomine tuo da gloriam.

Por el sol que inflama, por la lluvia que azota,

Por la lucha sin mancha y valentía,

Nosotros Te alabamos.

Por el hambre que atormenta, por la sed que seca,

Cuando oprimidos los miembros por el cansancio,

Te lo agradecemos.

Por el viento que se acerca, por la sabia que brota,

Por nuestra sangre derramada por la tierra,

Nosotros Te alabamos.

Por las noches sin dormir, el silencio y la oración,

Llenamos el corazón de gloria verdadera,

Te lo agradecemos.

Non nobis Domine, non nobis Domine, sed nomine tuo da gloriam

En el grito de los enemigos, al galope, listos para la batalla

Se encuentra nuestra fiesta,

Nosotros te alabamos.

Por la Fe y el bausant, que se levanta en los corazones y en las torres,

Por la muerte salvífica que nos espera,

Te lo agradecemos.

Y por la dulce esperanza de llegar a Tu presencia

Purificados y heridos en el pecho,

Nosotros Te alabamos.

Por la Caridad de las armas, que inspiran dentro del corazón

Para mayor gloria Tuya, nosotros Señor,

Te lo agradecemos.

Non nobis Domine, non nobis Domine, sed nomine tuo da gloriam

In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *