TEMPLARIOS DE SALON

Templarios de Salon

TEMPLARIOS DE SALON

Habrá hoy, Dios mio, quien cree que, disfrazándose de templarios de salon y de esta guisa o manera, públicamente, se es más Templario que los demás. ¿Tendrá quien así se disfrace el valor de confesarse Templario, y no solo eso, sino denostar a los demás corazones Templarios, alegando falta de autenticidad?

¿Pero es que aún hay alguien que no se haya enterado de que las Cruzadas pasaron hace ya algún tiempo? ¡¡ Es que acaso ocho siglos no son suficientes, para darse cuenta de que los Templarios están ocultos!

¿Te crees Templario? ¡¡Parásitos!! ¡¡Mequetrefes!! ¡¡Asaltacunas!! ¡¡Galloferos!! ¡¡Felones!

Lo único que hacen actuando de esa forma es mancillar, ensuciar y denostar públicamente la imagen y la memoria de Los Pobres Soldados de Cristo.

El Manto Templario que usan los Templarios, debe ser usado, como su nombre indica (Templario, o sea del Templo), en el interior de templos, lugares de capitulo y de oración. Lugares ceremoniales, y únicamente en el transcurso de la ceremonia, no fuera de ella. Ni mucho menos recibiendo en formación a un payaso cargado de cruces y nombramientos falsos, como si de un Caudillo Fascista se tratara.

¿Se es Templario? ¡¡NO!! ¡¡SE NACE TEMPLARIO!!

Se nace con unas series de cualidades, que vosotros, parásitos y pingajos disfrazados no tenéis, ni podréis comprender nunca que otros las tengan.

¡¡YA ESTA BIEN!! La Espada Templaria ha sido desenvainada y estará siempre frente a vosotros, parásitos, que no sois más que unos falsarios que entendéis El Temple, como si se tratara de un grupito de amigos con los que se va para hacerse unas fotos y tomarse unas cervezas, en lo que llamáis un ágape fraternal. Eso sí, en la foto, pose aguerrida, fiera, con pinta de entrar en combate, que hay que reconquistar Jerusalén y …Saladino que está a la vuelta de la esquina.

Quienes únicamente tienen Lícitamente ese derecho, son las collas procesionales y festivas del Levante español (Alicante, Castellón) donde viven del atractivo turístico de las fiestas de Moros y Cristianos. Si quieres salir en las fotos, apúntate a una, parásito ¡¡Payaso de Circo!! Que ahí no creo que te pongan muchas pegas para entrar.

¿QUIERES CRUCIFICARME POR DECIR LA VERDAD?

Te voy hacer entrega de una de las más grandes Virtudes de un Templario ¡¡LA GENEROSIDAD! Te voy a regalar la Cuerda, la Cruz y hasta la última gota de mi Sangre, para que te ahogues en ella hasta que no puedas respirar, y así podrás comprender lo que es ¡¡SENTIR EL TEMPLE! ¡¡Lo que es SER un Caballero Templario!

 

Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros, sino a Tu nombre sea dada la Gloria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *