MANIFIESTO DE UN CABALLERO TEMPLARIO (II)

caballero

MANIFIESTO DE UN CABALLERO TEMPLARIO (II)

“El Temple Vive y Actúa”

Nada se escapa a la Orden, todo lo ve y todo lo oye. El Temple vive dentro de cada Caballero Templario y se manifiesta en su proceder, en su forma de sentir y vivir su vida a diario, en cada momento, en cada acto y hasta en la propia respiración que impulsa la energía Divina por todo su ser, hasta alcanzar su Alma y Templo de Dios.

Guerreros y soldados de la Blanca Milicia de Cristo, templados en mil y una batallas, glorificados por la historia y elevados hacia la morada Eterna por la gracia de Dios Padre, bendecidos y recordados en lo más hondo de nuestros corazones, que nos guían con su luz, nos protegen y dan fuerzas para enfrentar todas las batallas que se nos presenten en este tiempo nuevo, en este tiempo de Nuestro Señor.

Caballeros y Templarios elegidos para manifestar y defender la Palabra y el Evangelio de Jesucristo a la nueva humanidad que despierta, anhelando conocer la Verdad para vivir en armonía en un mundo de Paz, Justicia y Libertad.

Las batallas que están por venir serán duras y sangrientas. Los retos y pruebas a las que habrá que enfrentarse serán difíciles y extremadamente exigentes y de ninguna de las maneras tendrán término medio. VENCER O MORIR.

La inseguridad, el miedo o el temor, no existen en el espíritu de un Caballero Templario. Solamente existen en todos aquellos que tratan de silenciar la Verdad debilitando a la Orden porque se sienten inseguros y atemorizados ante la fuerza y el renacer Templario.

En los años venideros seremos testigos de hechos y acontecimientos que tenderán a cambiar el destino y los hábitos de vida de todos los seres humanos.

El derrumbe de las estructuras económicas, sociales y políticas que vienen controlando y manipulando la vida de millones de personas abocándolas a vivir en un mundo irreal, cruel e injusto, dependiente de las cosas materiales y la acumulación de riquezas. Una vida carente de cualquier principio ético, con una conciencia moribunda y sin ningún atisbo de humanidad. Cimentado solo y únicamente en el Beneficio económico, aunque para ello tenga que decidir quien vive y quien no, la mayor atrocidad que se pueda cometer contra un ser humano.

La caída “espiritual” de la iglesia católica y apostólica romana, que viene sufriendo un grave cisma en su organización patriarcal y que lo sufren en silencio para no amedrentar la fe de sus fieles. Una iglesia que viene “pagando” sistemáticamente todo un largo rosario de traiciones y engaños con los que ha ido construyendo sus templos y su extenso patrimonio.

La todopoderosa e influyente iglesia católica, paladín del “cristianismo” elaborado a base de café de salón con tinta de sangre de quienes se oponían a que se hicieran negocios con la Palabra Verdadera, manipulando y tergiversando el Mensaje de Jesús, el Mesías.

Damas y Caballeros Templarios, honrar y respetad a quienes hicieron posible que hoy pertenezcáis a la Orden Templaria en la que fuisteis investidos. Respetad y honrar dignamente la memoria de todos los freires Templarios que nos precedieron. Respetad y guardad lealtad a vuestro Gran Maestre. Cumplid vuestro juramento ante Dios dando ejemplo de vuestra rectitud y nobleza cada día de vuestra vida.

Estad preparados y listos para combatir, en el lugar donde estéis, con los medios que dispongáis. Abrid vuestra mente y vuestro corazon a todo pensamiento y sentimiento. Alcanzad la Comprensión de todas las cosas y aprended de todas las disciplinas que navegan con rumbos paralelos al nuestro, con el único objetivo de guiar a la humanidad en su búsqueda del Dios Único y Verdadero, abrazando una única Fe en un mundo cubierto con la santidad del Manto Blanco y Cruz Pate, para mayor Gloria de Nuestro Señor.

+++ Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros, sino a Tu nombre sea dada la Gloria. +++

2 thoughts on “MANIFIESTO DE UN CABALLERO TEMPLARIO (II)”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *