Roger de Flor Templario y Aventurero

Templario y Aventurero

Roger de Flor Templario y aventurero, hombre de guerra y soldado de fortuna, nació en 1262 y murió en 1307. Es figura legendaria de una de las más turbulentas épocas de la historia. Aunque se ignora su verdadera nacionalidad y el lugar de nacimiento -ya que algunos historiadores afirman que era italiano nacido en Bríndisi, mientras otros le consideran catalán, oriundo de Tarragona. Su padre, Ricardo de Flor, de origen alemán, era halconero del emperador Federico II y murió combatiendo contra Carlos de Anjou.

El joven Roger fue despojado por el vencedor de todos los haberes, por lo que a la edad de 15 años hubo de entrar al servicio de un caballero del Temple. Poco después ingresó en la orden de los Templarios. Cuando los sarracenos sitiaron y tomaron San Juan de Acre, en 1291, Roger consiguió salvar en sus navíos a gran número de cristianos con sus bienes; mas fue acusado al gran maestre de haberse apoderado de estas riquezas, y tuvo que huir.

Más tarde, Roger de Flor Templario y aventurero, se dedicó al corso y llegó a ser comandante naval de Fadrique de Aragón, rey de Sicilia, quien, temeroso de la impetuosidad que habían demostrado los mercenarios catalanes que le habían ayudado anteriormente, se los cedió a Roger, y para alejarlo de sus territorios, le animó a apoyar al emperador Andrónico II Paleólogo en su lucha contra los turcos.


Así lo hizo el de Flor, y la Gran Compañía de Almogávares que organizó con catalanes y aragoneses, llegó a Constantinopla en 1302. Con ella Roger obtuvo tan señaladas victorias que fue adoptado por la familia imperial, recibió el título de césar y el señorío de las provincias asiáticas (toda el Asia Menor) y se le casó con María, la nieta del emperador.

El guerrero, Templario y aventurero, sin embargo, tropezó con la enemistad de los genoveses y de una facción de envidiosos griegos, capitaneados por Miguel Paleólogo, hijo de Andrónico. Satisfecho al principio con los éxitos obtenidos por Roger, Andrónico acabó por disgustarse con las devastaciones que realizaban sus hombres; éstos justamente estaban muy insatisfechos con la forma en que se les trataba, pues se les pagaba mal y algunas veces con moneda falsa, por lo que saqueaban indistintamente a griegos y turcos.

Queriendo deshacerse de tales aliados, pero no contando con el valor necesario para hacerlo, Andrónico puso el problema en manos de su hijo. Miguel Paleólogo invitó a Roger a un festín y lo asesinó, al tiempo que ordenó masacrar en las calles a sus seguidores. El alevoso crimen desencadenó la llamada en la historia de la famosa Venganza catalana, ya que los almogávares cobraron terriblemente esta traición y por espacio de mucho tiempo devastaron al país.

La popularidad adquirida por Roger de Flor fue, después de su muerte, aumentando considerablemente hasta ser objeto de variadas leyendas; no obstante, la crítica histórica no acepta muchas de ellas.

Compartir
Imagen por defecto
antolinvall
Artículos: 162

2 comentarios

Deja un comentario