El Egoísmo que mata la Vida

El Egoísmo que mata la Vida

Templarios y Caballeros…el egoísmo que mata la vida y la ambición que esclaviza al hombre, te harán pensar que este es realmente un mundo cruel e injusto. El hombre trabaja y trabaja y por más que trabaje como un loco, siempre se encuentra al alcance del pan, mientras que otros a su alrededor parecen tener todo lo que quieren.

La era moderna liderada por grupos de dirigentes financieros, usureros especuladores sin conciencia, y políticos sin escrúpulos, le han “lavado el cerebro” a la mayoría de la gente haciéndoles creer que sin dinero no son materialmente ricos. Se trata simplemente de una ingeniosa estrategia de marketing destinada a hacer que sean ellos mismos los ricos en dinero.

El egoísmo y la ambición de esta clase política y financiera cuyo único interés no es otro, que la acumulación de riquezas y la abundancia material y económica, aunque para ello, se tenga que esclavizar al hombre. Y se vanaglorian de sus necesidades y miserias. Se alimentan de sus esfuerzos y sacrificios, hasta el extremo de jugar a ser dioses que pueden decidir sobre la vida y la muerte. Y deciden quien vive y quien muere.

Evolucionan en su maldad creando métodos de sometimientos y esclavitud del ser humano, cada vez más disparatados y envilecidos, teniendo por bandera el egoísmo que mata la vida.


Templarios… Dios no creó el dinero. Creó un Universo basado en el pensamiento. No hay límites para tus pensamientos. Puedes tener tantos y hacerlos tan grandiosos como quieras. Tus pensamientos viajan por el Universo e incluso por todo el Tiempo.

Tus pensamientos te permiten traer a este Tiempo Nuevo, la historia gloriosa de la Orden del Templo de los Pobres Caballeros de Cristo y conocer la abundancia de ideas que tenían los Templarios para administrar humanamente el dinero, creando el primer sistema bancario que ofrecía seguridad, tranquilidad y bienestar al ser humano.

Tuvieron una gran cantidad de opciones en cada momento de sus vidas y las eligieron sabiamente. Tenían talento y se lo debían a Dios, quien se los había concedido para que los usaran.  Con sabiduría negociaban la paz, siendo grandes pacificadores. Y con Honor y Valentía combatían en la guerra defendiendo a la Cristiandad, siempre en Cristo y por Cristo entregaban sus vidas.

Aunque hacían votos de pobreza, eran ricos en abundancia de amor, ofreciendo cosas buenas para la Orden y para todos los demás. Y también eran guerreros y, sobre todo, soldados de Dios. Y amaban la Justicia y la Libertad. Y defendían la Igualdad y la Santidad de todos los seres humanos como Hijos del Padre.

Y no temblaban al empuñar la Espada Templaria. Jamás supuso carga alguna vestir sobre sus hombros el Manto Blanco de Dios con su Cruz Pate. Ningún pensamiento albergo nunca la palabra humillación al hincar la rodilla en tierra para orar al Padre.


Caballeros y Templarios…Dios nos creó para disfrutar de los frutos de la Tierra en abundancia, tengamos dinero o no. Tu don infinito para la creatividad. Tu gama infinita de opciones de vida. Tus talentos únicos. Tu derecho incuestionable a la salud. Y tu capacidad ilimitada para amar, hacen que puedas vivir una vida maravillosamente abundante.

Da y muestra amor a aquellos que son importantes para ti. Ama a los extraños en lugar de temerlos y juzgarlos. Ama a todas las criaturas con las que compartes este planeta. Ama lo que haces todos los días. Y sobre todo ama a Dios y a tu Orden sobre todas las cosas.

Los abundantes dones que Dios Padre te ha concedido y el honor de ser Caballero Templario y soldado de la Blanca Milicia de Cristo, hacen que tus pensamientos en esta Era moderna, despierten al guerrero que llevas dentro sediento de justicia.

Es Tiempo para la Unidad y es tiempo para el Combate. Lucha en esta guerra sin piedad en la que el enemigo se disfraza con mil caras diferentes y que al igual que la serpiente, silenciosa y cauta, suelta su veneno a todo aquel que la incómoda. Lucha hermano por la Humanidad, la Justicia y la Libertad, para mayor Gloria de Nuestro Señor.

 

+++Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros, sino a Tu nombre sea dada la Gloria+++

Compartir
Imagen por defecto
antolinvall
Artículos: 162

Deja un comentario