La Ilusión de la Navidad Templaria

La «Ilusión» de la Navidad Templaria

La ilusión de la Navidad es mucho más que una simple celebración. Es vida renovada, es el Mensaje y la Palabra Verdadera, es Amor bendito y celestial que quita los pecados del mundo. Son suspiros de vida que se nos van y torrentes de deseos que llegan con la esperanza de poder hacer realidad. Es una puerta abierta para entrar y un camino para caminar.

En este año tan difícil para todos y en vísperas de esta «ilusión» de la navidad y ante la proximidad del año nuevo, quiero hacer llegar a todas las familias, Órdenes Templarias, Cátaros, Logias Masónicas, Fraternidades Rosacruces y a todos los que viven en Cristo, mi más hondo penar por la pérdida de familiares, amigos y hermanos, que nuestro Padre Celestial  ha tenido a bien acoger en su Reino. Descansen en paz en la Gloria de Dios y vivan para siempre en nuestros corazones.

“Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas, levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansaran, y caminarán y no se fatigarán”. (Isaías: 40:31)

El hombre no ha tenido ninguna posibilidad de tener una verdadera intimidad con Dios hasta que su Hijo Jesús, viniera e hiciera posible que el hombre tuviera una relación restaurada con El.

Ahora que esperamos la llegada del Maestro Jesús; ahora que hemos aceptado su sacrificio como pago por nuestra condición de pecado; ahora que lo hemos aceptado como Salvador y Señor, y ahora que el Espíritu Santo de Dios mismo mora en nosotros, nuestra relación con Dios ha sido restaurada.

Somos el hijo pródigo y nuestro Padre nos ha dado la bienvenida de nuevo a la familia. Tenemos la promesa de Jesús de que nunca nos abandonará ni nos dejará de nuevo. Sí, tenemos una relación restaurada, pero es posible que no tengamos una verdadera comunión con Él a menos que la busquemos con sinceridad.


El Camino, la Luz y la Vida. Todos necesitamos decisiones para cambiar o continuar con nuestras vidas. La mayoría de los seres humanos elegirán la facilidad en lugar de las dificultades. Elegirán el orgullo en lugar de la humildad.

Caballeros Templarios, antes de que Jesús fuera a la cruz, se apartó para tratar algunos problemas serios con el Padre.

“Y llegaron a un olivar llamado Getsemaní, y Jesús dijo: ‘Siéntate aquí mientras voy a orar’. Se llevó a Pedro, Santiago y Juan con él. Les dijo: ‘Mi alma está aplastada por el dolor hasta el punto de la muerte. Quédate aquí y mira conmigo. Avanzó un poco más y cayó al suelo boca abajo. Rezó para que, de ser posible, la terrible hora que le esperaba pasara de largo. ‘Abba, padre’, dijo, ‘todo es posible para ti. Por favor, quítame esta copa de sufrimiento. Sin embargo, quiero tu voluntad, no la mía”.

Luego regresó y encontró a los discípulos dormidos. ‘¡Simón!’ le dijo a Pedro. ‘¿Estás dormido? ¿No podrías quedarte despierto y velar conmigo, aunque sea una hora? ‘” (Marcos 14: 32-37 NTV)

Incluso los más cercanos a él no estaban lo suficientemente preocupados como para tener una conversación íntima con Jesús y Dios cuando se plantearon cuestiones de importancia eterna. Pedro, Santiago y Juan tuvieron la oportunidad de testificar y tal vez de colaborar en oración con Jesús en Su angustia. Pero durmieron.

Templario no duermas nunca ante las injusticias del mundo. Tú y yo, como Pedro, Santiago y Juan, tenemos la oportunidad de caminar con nuestro Padre Celestial, con el Creador Todopoderoso del universo; nuestro Dios, que es también nuestro Jesús, nuestro Maestro y nuestro hermano (“El que me ha visto a mí, ha visto al Padre”)

Hay dos tipos de decisiones que una persona puede elegir. Éstas son la decisión difícil y la decisión fácil. En la mayoría de los casos, las decisiones difíciles son las decisiones correctas, pero la mayoría de las personas no las eligen debido a sus dificultades. A la mayoría de la gente le gusta la tranquilidad y odia los sacrificios.

El verdadero amor está lleno de sufrimientos y sacrificios. Debido a esto, la mayoría de la gente evita el amor verdadero. Evitan el amor para evitar los dolores. Pero lo que no se dan cuenta es que están evitando la grandeza y la justicia de la vida. La dificultad hace que la vida sea una vida real y el amor verdadero hace que la vida sea una gran vida.


Templarios y Caballeros debemos convertirnos en personas extraordinarias que son grandes de corazón y heredan la vida verdadera y eventualmente heredan el reino de nuestro Dios Padre Todopoderoso.

Dios nos ama más de lo que podemos imaginar. Anhela pasar tiempo contigo. Hermano…busca ese lugar secreto; ese lugar más puro y recuerda: «El que habita en el lugar secreto del Altísimo, morará bajo la sombra del Todopoderoso».

Felices Fiestas a todos y un buen comienzo de año, en el que tendremos que tomar muchas decisiones. La vida misma es una decisión y a veces las decisiones más difíciles son las más correctas.

No escatimemos esfuerzos ni tiempo en seguir siendo merecedores del Amor infinito de Dios y demostremos con nuestro ejemplo que somos Caballeros y Templarios, soldados de la Blanca Milicia de Cristo.

Templario…quédate un rato con Él todos los días, para mayor Gloria de Nuestro Señor.

+++Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros sino a Tu nombre sea dada la Gloria+++

Compartir
Imagen por defecto
antolinvall
Artículos: 162

Deja un comentario