La Caída de Los Templarios

La Caída de Los Templarios

Templario y Caballero… cuántas veces has oído hablar de la caída de los Templarios y te has preguntado, ¿la caída de quién? ¿de los Caballeros Templarios? ¿de la Orden del Temple?.

La historia nos recuerda un pasado glorioso y trágico, de lucha y de esfuerzos, de paz y de guerras, de fe y esperanzas, de conocimientos y de misterios, de principios y de valores, de lealtad y de hermandad.

La historia nos hace ver y nos muestra todo lo construido. La grandeza y la magnitud, la entrega y la dedicación a una causa, a un proyecto, a la Gran Obra de Dios para alabar y glorificar su nombre.

Una Orden Templaria con muchos corazones y un solo espíritu. El alma que alimenta, cuida y protege. La energía que corre por las venas, imparable, victoriosa, que te eleva y te acerca a Dios.

La Orden y Templo Sagrado, refugio y descanso del guerrero y soldado de la Blanca Milicia de Cristo. El sentimiento, la hermandad y el propósito. Hermanos luchando, combatiendo y venciendo juntos.

Guerreros abandonando y colgando todos los bienes terrenales en el árbol del olvido, para entregarse en cuerpo y alma al servicio de Dios Padre, custodiando y defendiendo la Palabra Verdadera del Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, quien intercede continuamente ante su Padre por todos nosotros.

No cayeron nuestros hermanos, nunca fueron derrotados. No lograron hacer desaparecer a la Orden del Temple. La hicieron más fuerte y poderosa, porque Dios nunca los abandonó.


Templario… te has preguntado ¿Por qué nuestros hermanos ancestrales fueron abandonados, ultrajados y condenados? ¿Por qué quisieron hacer desaparecer a la Orden del Temple y con ella a todos los Caballeros Templarios? ¿Por su fortuna y riquezas, tal vez? ¿Por qué la Iglesia Católica tuvo miedo de una Orden y de sus Caballeros Templarios cuando estos habían entregado hasta la última gota de su sangre en defender a la Cristiandad?

Una iglesia católica cobarde y corrompida por la ambición y un rey poseído por la locura y la avaricia lograron cambiar el rumbo de la historia, de la sociedad y de la convivencia de todos los seres humanos de este mundo.

Fueron ellos los que cayeron y perdieron. Fueron ellos los que abandonaron a Dios. Fueron ellos los que sembraron el pánico y el terror por toda la Tierra, llenando los pueblos y ciudades de cuerpos inocentes consumidos por el fuego.

No fue una caída, sino un robo y un crimen, organizado, planificado y ejecutado de la forma más abominable que se pueda imaginar.


Caballeros y Templarios…¿la caída de Los Templarios?, somos Mantos Blancos y Cruz Pate. Somos Venera y somos Fe. Somos el brazo fuerte que empuña la Espada de Dios. Somos iglesia y templos de amor. Somos luz y guía para vencer. Somos constructores y obreros a la vez. La rosa que florece y el verde laurel. El roble que no se doblega. La semilla que crece con fuerza al amanecer.

La Obra de Dios permanece, esperando ser continuada y completada, ¿somos merecedores de tan glorioso legado? ¿seguiremos contemplando con pasividad la caída y pérdida de la conciencia humana?

Ha llegado el momento de la unidad, de la acción, de la llamada en formación y presto para la batalla. Los tiempos han cambiado y la forma de luchar también. Los hermanos luchan juntos y el mundo nos necesita. No hay victorias sin sacrificios, pero venceremos alabando el nombre de Dios, para mayor Gloria de Nuestro Señor.

+++Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros, sino a Tu nombre sea dada la Gloria+++

Compartir
Imagen por defecto
antolinvall
Artículos: 162

2 comentarios

  1. Great article, I have a repugnance for what they did to the Order of Templar and to the Templars, that king went too far when he order the extinguish of the Templar and the Order.
    That was the beginning of the decline of the real Christianity, and the start a run for power from the Church and the Christian kings.
    Sorry for my words but it´s what I feel.

  2. Los templarios velaban por el bien común..la hermandad..el honor y la sagrada palabra…seres sublimes…margaritas a los chanchos..

Deja un comentario