El Principio y el Fin

el principio y el fin
Spread the love

El Principio y el Fin

Templario y Caballero… en ti está el principio y el fin de todas las cosas. Nadie puede establecer el valor eterno excepto tú, aunque para ello necesitas un cambio radical de la mente, y nadie puede hacer por ti que esta necesidad se realice. Tus conflictos internos son reflejados en los desastres externos. Tus problemas son los problemas del mundo y únicamente tú y no otro pueden solucionarlo.

Templario… ¿Quién es responsable del conflicto y la miseria que posee dentro de si mismo, que permite que su mente y su corazón sean dominados por falsas filosofías y creencias?

El político, el economista, el reformador, son oportunistas y unos astutos elaboradores de planes en una existencia tan vacía y angustiosa, que requieren algo más que maquinaciones o que las reformas superficiales del político y del propagandista.

Si se cambiaran los sistemas sociales, políticos y económicos ¿Se produciría orden y buena voluntad?

La opresión, la explotación, la agresividad y la dureza económica se suceden, cuando inevitablemente se han perdido los Principios, las Virtudes y la Conciencia humana.

Mientras se les dé importancia suprema a los valores terrenales, existirá conflicto, confusión y dolor. Tu creencia en Dios no significa que puedas disfrutar del valor eterno, el principio y el fin, sino que serán tus actos los que determinan tu forma de vivir, definiéndote como cristiano, Templario y Templo de Dios.

Se pierden los Valores, los Principios y la Conciencia, cuando profesando el amor a Dios, se disculpa y justifica la matanza y el asesinato en masa, en nombre de la paz y la libertad.

Habrá miseria y desolación en tanto que la religión este sometida como instrumento del Estado, consintiendo y tolerando la fuerza organizada como política de los gobiernos, alentando la opresión, la ignorancia y la intolerancia.

¿Cómo puede la religión, aliada con los gobiernos, cumplir su función verdadera de revelar y mantener el valor eterno y espiritual?

Caballero y Templario… cuando los Principios y Valores de una sociedad se pierden, hay desunión y el hombre estará en contra del hombre. No te dejes embaucar por la falsa idea de la evolución y del avance del progreso, que solo engendra pereza y la cómoda aceptación de llevarte continuamente hacia la catástrofe.

No permitas que el curso de tu vida sea dirigido por otros y para otros. Solo tú eres responsable de tu vida, y no otro. Eres responsable de tu conducta, y no otro. Nadie puede transformarte en lo que no deseas. Solamente tu debe descubrir y tener la experiencia del Temple y ser Leal a sus Principios y Valores, pilares fundamentales de la Orden, pues son lo que tú eres, el principio y el fin, lo único en lo cual hay alegría, serenidad y sabiduría suprema, para mayor Gloria de Nuestro Señor.

 

+++Nada para nosotros, Señor, nada para nosotros, sino a Tu nombre sea dada la Gloria.+++

1 comentario en «El Principio y el Fin»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *