El amanecer de nuestra Alma

El amanecer de nuestra Alma Templaria

El amanecer de nuestra Alma. Cuando la oscuridad se convierte en día, el sol se mueve sobre el horizonte y toca todo lo que está a la vista. Este movimiento a través del paisaje ilumina todo. Tal iluminación nos despierta a todos. Nos elevamos con la energía que se mueve dentro y a través de nosotros, lo que nos permite crear un nuevo día. Un día único de todos los demás y creativamente tejido en nuestra alma.

Este es el paisaje de nuestra alma. La naturaleza tiene una manera de mostrarnos cuán poderosos somos. El mismo poder que creó la luna y las estrellas y el movimiento de todo el espacio y el tiempo se encuentra dentro del corazón Templario. Es el corazón de la creación misma y, quizás, el corazón de nuestro Creador.


Los Caballeros Templarios tenemos la suerte de poder ser conscientes de nuestra conciencia. Esta conciencia nos da la oportunidad de reflexionar sobre nuestra alma y encontrar la bendición de estar vivos. Nuestra conciencia de una fuerza creativa dentro de nosotros que nos guía a este mundo, a través de él y, finalmente, a nuestro hogar eterno, nos permite cumplir un propósito en esta tierra.

Tal propósito está más allá de nuestra propia capacidad para saberlo realmente. Sin embargo, podemos abrir nuestro corazón lo suficiente para permitir que nuestro propósito nos encuentre. Esto se hace reconociendo que las cosas en la vida que realmente importan son las cosas que no son físicas.

Sí, es el anhelo de nuestra alma cumplir el propósito por el cual vinimos a la tierra. Nadie sabe realmente cómo ni porque nace el sentimiento Templario en nuestro interior. La comprensión humana todavía no han podido comprender plenamente la fuerza del Temple. Solo podemos abrazar lo que está más allá de nosotros y encontrar una manera de hacer surgir fuerzas de nuestro corazón postrándonos de rodillas solo ante Dios.


El milagro de ser investido como Caballeros Templarios crea algo dentro de todos nosotros. Es el recuerdo de que la vida no viene de nosotros. En cambio, la vida viene a través de nosotros. Como tal, vivimos en un sueño hecho realidad. Todos nosotros probablemente estamos viviendo el propósito de nuestra alma más de lo que sabemos, e incluso podemos saber. Es el misterio de todos los misterios.

Esto no explica por qué algunos de nosotros encontramos la paz y otros el dolor. Pero, tal sentimiento nos permitirá a todos encontrar la gracia al saber que nuestras vidas crean en nuestro mundo facetas de nosotros mismos de las que todos somos parte. La comprensión de tal gracia nos da a cada uno de nosotros la oportunidad de encontrar misericordia y gracia y el mismo amor incondicional con el que nos bendice Dios, lo compartimos con los demas, para mayor Gloria de Nuestro Señor.

+++Nada para nosotros Señor, nada para nosotros, sino a Tu nombre sea dada la Gloria+++

Compartir
Imagen por defecto
antolinvall
Artículos: 162

Deja un comentario